Factores De Crecimiento

Los factores de crecimiento son unas moléculas peptídicas, capaces de inducir la proliferación celular modificando la expresión de genes que actúan sobre las vías reguladoras del crecimiento normal. Es por ello que su uso es fundamental en Medicina Regenerativa.

Normalmente, los factores de crecimiento en medicina regenerativa, por la facilidad en cuanto a su extracción se refiere, los sacamos de la sangre venosa, ya que con una simple punción venosa accedemos a ellos, ya que están contenidos principalmente dentro de nuestras plaquetas. Ahora bien, debemos saber que su número y concentración , varían dramáticamente con la edad; es por ello que en nuestro centro , para su extracción y concentración, no usamos los métodos tradicionales y clásicos, como son la simple centrifugación de tubos, ya que no suelen ser métodos de muy alta eficacia, sobre todo a determinadas edades, y optamos por extraerlos mediante un método automatizado, denominado aféresis.

La aféresis nos garantiza la extracción y concentración de estos factores a niveles máximos, no conocidos hasta la fecha con los métodos clásicos. El procedimiento de la aféresis consiste en conectar por vía venosa a través de un acceso al paciente, a una máquina separadora de células, mediante un equipo de bolsas y tubos de recolección estériles. La sangre llega al separador celular, donde se procesa y se selecciona el producto a recolectar, el resto de la sangre es devuelta al paciente o al donante. Este sistema automático permite concentrar la cantidad deseable en cada caso para cada paciente de los factores deseados, sin temer la edad o estado del paciente, permitiéndonos incluso obtener las células madre hematopoyéticas circulantes que hay en sangre (esto es imposible con otros métodos). Según el tipo de máquina de recolección y el producto que se pretende obtener, la aféresis puede durar entre 30 minutos y dos horas.

Dentro de los factores de crecimiento que más usamos en nuestra especialidad, están el FGF, IGF, HGF, TGF Beta, PDGF y el EVGF. Nuestro laboratorio bioquímico está dotado del personal y equipamiento necesario para aislarlos y ultraconcentrarlos, consiguiendo un producto final que denominamos UGF (ultraconcentrated growth factors), que en cualquier caso individualizamos y formulamos particularmente para cada caso y paciente a tratar.