Columna Vertebral

Home / Columna Vertebral

Columna Vertebral

La columna vertebral es el eje de nuestro cuerpo, además de servir de soporte y conexión con las articulaciones de las extremidades, protege estructuras neurológicas vitales para la realización de las funciones del movimiento, metabolismo y transmisión de información de unas zonas a otras de nuestro cuerpo. Cualquier lesión en los diferentes niveles de la columna vertebral provoca consecuencias muy negativas en la calidad de vida del paciente.

  1. Deshidratación /Hernia discal: Las lesiones más frecuentemente tratadas en la columna vertebral son las que afectan a los discos intervertebrales. Con el envejecimiento y con determinadas actividades, los discos intervertebrales se van deteriorando poco a poco, y pueden sufrir fenómenos de degeneración y deshidratación. En estos casos, y siempre que la lesión se coja a tiempo, el disco puede verse beneficiado por el implante en su interior de células madre mesenquimales adultas.
  2. Neuralgias: En otros casos donde sea la inflamación de una o varias raíces nerviosas la causa del dolor, pueden tratarse usando determinados péptidos concentrados extraidos del propio paciente, ya que poseen propiedades inmunomoduladoras y antiinflamatorias únicas.
  3. Síndromes facetarios: El síndrome facetario se puede definir de forma muy general como, dolor o disfunción proveniente principalmente de las articulaciones facetarias (o articulaciones interapofisiarias) y tejidos blandos adyacentes. La principal función de las articulaciones facetarias lumbares es proporcionar a las vértebras de resistencia a fuerzas rotacionales y de deslizamiento anterior, y proteger el disco de estas. Pero también tienen un papel en el soporte de la carga del peso del cuerpo. El 80% de los pacientes con dolor lumbar crónico, pueden sufrir un síndrome facetario. Los síntomas que produce, además de dolor en la zona lumbar, pueden incluir dolor en el glúteo y cadera, rigidez lumbar, especialmente a primera hora de la mañana o después de una inactividad prolongada, dolor difuso referido a la pierna por la cara posterior, simulando una ciática, pero sin déficits neurológicos como hormigueos o pérdida de reflejos musculares y aumento del dolor con hiperextensión lumbar.

Patologías donde realizar medicina regenerativa